miércoles, 21 de abril de 2021

martes, 16 de marzo de 2021

 Exponemos a continuación las ponencias de las jornadas correspondientes al sábado día 13 de marzo de 2021.

Felicidades a todos por vuestra colaboración y acogida.


CATEDRA FRANCISCO PALAU

XIª Edición

LA DIMENSION SOCIAL DE LA EUCARISTIA

13 de marzo de 2021

 

AGUSTI BORRELL

Tema: LA EUCARISTIA, MESA COMPARTIDA, EN LA BIBLIA.


“El pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo¿”  (San Pablo  en 1 Co 10,16)

Cena del Señor y división comunitaria en Corinto: La presencia de Cristo en la Eucaristía es inseparable de la presencia de la Iglesia.

1.-LA EUCARISTIA EN LA BIBLIA.

Aparece en varios pasajes entre los que podemos destacar:

-          Relatos de la Última Cena de Jesús

-          Textos de la Pasión

-          Comidas de Jesús con todo tipo de personas.

2.-LA COMUNIDAD DE CORINTO

Principales características de la Comunidad de Corinto.

2.1.-Una comunidad dividida (1 Co, 1, 9 )

Dios les ha llamado a la comunión y quiere que estén unidos entre sí, sin embargo en esta comunidad de Corinto existía una gran falta de coexión producida por: conductas inmorales, denuncias entre miembros de la comunidad ante tribunales, escándalos de animales sacrificados a los ídolos, conductas prepotentes, polémicas por los dones personales, etc.

2.2.-Los fuertes y los débiles

a) El orgullo. “El conocimiento enorgullece, mientras que el amor edifica” (8, 1)

El orgullo se manifiesta en la superioridad de unos frente a otros, creen que ya lo saben todo.

b) La libertad cristiana. “Todo está permitido, decís; pero no todo conviene. Todo está permitido, pero no todo edifica” (10, 23)

c) La fuerza de la debilidad. “Nosotros por el Mesías somos locos, vosotros por el Mesías prudentes; nosotros débiles, vosotros fuertes; vosotros estimados, nosotros despreciados”. (4, 9-10)

2.3.-Actitudes paganas entre los cristianos.

a) El incestuoso

b) Tribunales paganos.

c) La idolatría.

d) Guiados por criterios humanos.

Son actitudes más propias de su pasado pagano. Es una relación no del todo clara con celebraciones idolátricas.

Se basan en criterios humanos y no evangélicos.

“Aun os guía el instinto, pues si hay entre vosotros envidias y discordias. ¿No os dejáis guiar por el instinto y por criterios humanos en vuestra conducta¿” (3,3).

3.-LA RESPUESTA DE PABLO

Pablo se encuentra preocupado por la unidad comunitaria (unión con Cristo y unión con los hermanos). San Pablo deduce que la comunidad de Corinto no ha asumido el verdadero sentido de la Comunidad cristiana.

3.1.-Un mesías crucificado (1, 23)

“Nosotros anunciamos un mesías crucificado, escándalo para los judíos, locura para los paganos” (1,23).

3.2.-Llamados a vivir en comunión.

“Nosotros anunciamos un mesías crucificado, escándalo para los judíos, locura para los paganos” (1,23).

La Comunión es previa, intrínseca a la vida cristiana desde el bautismo. No es un objetivo, es una realidad.

3.3.-Los creyentes, cuerpo de Cristo.

“Como es un solo pan, somos, aunque muchos, un solo cuerpo; ya que todos participamos de un solo pan” (10, 17).

“Vosotros sois cuerpo de Cristo; y cada uno, miembro de él” (12, 27).

Cada uno de los miembros del cuerpo necesita a los demás para existir.

3.4.-La edificación de la comunidad.

“Vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios” (3, 9).

“¿No sabéis que sois Templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?” (3, 16).

“El que profetiza, habla a los hombres, edifica, exhorta y anima. El que habla lenguas se edifica a sí mismo, mientras que el que profetiza edifica a la Iglesia” (14, 3-5).

3.5.-Buscar el bien de los demás.

“Que nadie busque sus propios intereses, sino los del prójimo” (10, 24).

3.6.-La primacía del amor.

“Todo lo que hagáis, hacedlo con amor” (16, 14).

4.-LA COMUNIDAD DE CORINTO Y LA CENA DEL SEÑOR.

En 1 Corintios 11, 17-34 podemos observar:

4.1.-La praxis de la cena del Señor en Corinto.

La Comunidad de Corinto se reúne también para celebrar la cena del Señor.

a) Las divisiones en la celebración: “grupos separados”, “escisiones”.

Pablo les dice que sus reuniones les hacen más daño que provecho. Habla de escisiones, incluso divisiones entre los que tienen para comer y los que pasan hambre. Los corintios no han asumido la vida comunitaria de los miembros.

b) La cena del Señor: ”hay quien pasa hambre y hay quien se embriaga”, “avergonzáis a los que no tienen”

No sabemos exactamente cómo celebraban esta comida (en casas particulares, antes de la comunión, etc.). En la antigüedad se hacía distinción según la condición social y según su categoría en las comidas.

Los ricos de los corintios no comparten con los pobres (avergüenzan a los que nada tienen). No es una cuestión de caridad, es una cuestión de Comunión eclesial. Parece ser que se conforman con estar juntos en la celebración. No se preocupan de los necesitados. Parece que lo que cuenta es el ritual y no la forma de vivir.

4.2.-La visión paulina de la Eucaristía.

a) La cena pascual: “Extirpar la levadura vieja para ser una masa nueva, puesto que sois ázimos, ya que nuestra víctima pascual, el Mesías, ha sido inmolado” (5, 7).

b) La comunión con la sangre y el cuerpo de Cristo: “La copa de bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo?” (10, 16).

No dice el pan es cuerpo de Cristo sino, el pan es comunión con el cuerpo de Cristo. El interés es eclesial (comunitario). Es una unión personal entre el creyente y Jesucristo.

c) Un solo pan y un solo cuerpo. “Uno es el pan y por tanto uno es el cuerpo que todos formamos, pues todos compartimos el único pan” (10, 17).

Es el cuerpo del que todos somos miembros, el cuerpo que todos formamos.

4.3.-La Cena del Señor.

a) Las divisiones durante la celebración: “Eso no es comer la cena del Señor” “cada cual se adelanta a comer su propia cena” ”avergonzáis a los que no tienen”.

Los corintios ya no celebran la cena del Señor, sin unidad comunitaria no hay Eucaristía.

 b) La tradición que viene de Jesús: “Una tradición que viene del Señor”

Pablo apela a la tradición procedente del Señor: historicidad, recuerdos de los primeros cristianos.

c) “Haced esto en memoria mía”: “Haced esto en mi memoria”.

No es solo repetir la ultima cena sino vivir como Jesús vivió. La vida del cristiano tiene que recordar la vida y la muerte de Jesús.

d) Un mesías crucificado: La cruz de Cristo (mi cuerpo entregado por vosotros) . Hemos sido salvados gracias a la cruz de Cristo y por eso celebramos la Eucaristía.

e) Anunciar la muerte del Señor

4.4.-Actitudes necesarias ante la Eucaristía.

a) La intrínseca dimensión comunitaria de la Eucaristía: Lo importante no es el ritual sino las relaciones de los cristianos entre sí, vivir en comunión.

a) Discernir el cuerpo: “El que coma del pan o beba de la copa del Señor indignamente…” “el que come y bebe sin discernir el cuerpo” ”cuando os congreguéis para comer, aguardaos unos a otros”.

Indignamente es no tener en cuenta a los demás. No discernir el cuerpo es la falta de reconocimiento de Jesús en la Eucaristía. Hay que reconocer el cuerpo que forman los creyentes.

a) Acoger a todos, sin distinciones. Acoger y servir: “Acogeos y esperaos. Estar atento a las necesidades de los demás.

a) Coherencia de vida. No se puede compartir la misa con quien se considera creyente y no llevan una vida acorde con los evangelios.

a) La humildad. Los fuertes se sienten orgullosos porque participan de la sangre de Cristo y piensan que esto les basta.

CONCLUSION

-          La Eucaristía es una mesa compartida o no es Eucaristía

-          Si hay desigualdad en el trato a los participantes lo que se celebra deja de ser la cena del Señor

-          Si hay divisiones en la comunidad no hay verdadera Eucaristía.

-          La comunión con Cristo es inseparable de la comunión con las Comunidades creyentes que es su cuerpo.

-          La Eucaristía no es una cuestión de devoción individual o encuentro personal con Cristo sino una misión comunitaria.

-          Participar en la Eucaristía supone evitar desigualdades y situaciones de superioridad.

-          La Eucaristía es koinonia, comunión con el cuerpo de Cristo: con Cristo su cabeza y los cristianos sus miembros.

 

 

SECUNDINO CASTRO, o.c.d.

Tema: LA DIMENSION COMUNITARIA DE LA EUCARISTIA EN SANTA TERESA.

 


Gran parte de las experiencias nuestras se conexionan con la Eucaristía.

La Eucaristía es el lugar donde se genera el nuevo carmelitano.

Santa Teresa, después de la experiencia de la Eucaristía, decidió que después del primer día de la semana (el domingo), debía comulgar más frecuentemente.

Santa Teresa define la Eucaristía como el “beso del esposo”.

La centralidad de la Eucaristía se inicia con su experiencia mística.

La humanidad de Cristo se ve claramente en la Eucaristía.

Antes de ella no se comulgaba a diario, con ella se continuó la comunión diaria.

La Santa comienza a centrar su vida en la comunión.

Ella cambió la Comunidad de la Encarnación solo con su ejemplo: comulgar todos los días.

Presencia de la Eucaristía en el Carmelo: Santa Teresa andaba buscando qué se podía hacer para acercarse a lo primitivo, a aquellos primeros cristianos que conocieron o escucharon de Jesús – lo inicial – y vio que todo estaba en la Eucaristía.

La Eucaristía es la Estructura Espiritual de la Comunidad Eclesial.

Santa Teresa funda la Comunidad en el precepto del amor.

La mística de Santa Teresa no es una mística universal es una mística cristiana.

El amor da sentido a la congregación a la que pertenecen.

Hay una centralidad importante en el mandamiento del amor.

Santa Teresa encuentra en el Padrenuestro el fundamento del camino de perfección.

Pendientes de las necesidades del cuerpo olvidamos las necesidades del alma.

 

JAUME BENALOY MARCO, pbro.

Tema: EUCARISTIA Y CUERPO DE CRISTO VIVIENTE EN “LOS PROJIMOS” EN FRANCISCO PALAU .


 

La principal causa-efecto de la vida del padre Palau es la revelación mística de Dios y de la presencia sacramental de Cristo.

Hablar de la Eucaristía no es más que hablar de amor. En ella se hace presente su amado (la Iglesia). Cada cual se tiene que atener a su experiencia personal del amor.

Cuando escuchamos a Francisco Palau observamos que es un profundo enamorado.

¿Por qué el Padre Palau ama tanto la Eucaristía?

Por su amor a su amada y a los prójimos. Vivir en la tierra produce una unión cada vez más profunda con su amada y esto tiene lugar en la Eucaristía.

La Iglesia es el cuerpo moral y místico de Cristo.

Entre Cristo y la Iglesia existe una relación entre amante y amado con una motivación indisoluble. De manera visible en la Eucaristía se ve esta relación amante-amado, es un sacramento espiritual (matrimonial).

El amado se da a la cosa amada. Reciben la comunión con amor. Antes de recibir, el que comulga a Dios, debe darse en perfecto amor y eso es el acto de la Eucaristía: “Comulga uno, comulgan mil”.

No se puede separar la comunión con Cristo y la comunión con su cuerpo. La unión con Cristo fortalece la unión con la Iglesia. Por este motivo se excomulga a los que no están en unión con Cristo.

Recibimos ese ósculo de paz, el abrazo de la esposa (de toda la Iglesia). Nos sentimos amados (no huérfanos). Nos sentimos en comunión con toda la Iglesia (los hijos de Dios).

El sacramento del altar es el sacramento esposal de Cristo y su Iglesia.

Sin el dulce y confortable pan de la Eucaristía que será de mí y de mis hijos.

Sin la Eucaristía la Comunidad se muere, el cristiano no puede vivir.

El P. Palau denomina: eucaristía, comunión, comulgar, sacramento del altar, santo sacrificio de la misa…

1.-Santísimo sacramento del altar.

Es uno de los más usados para referirse a la Eucaristía.  25-3-1854. Escuela de la Virtud (Barcelona).

Cuando se refiere a las “bases firmísimas de nuestras creencias” se refiere a las doctrinas concernientes al Santísimo Sacramento del Altar (Sacramento de la Eucaristía).

Lección 38 del Catecismo de las Virtudes, capítulo 9: la incredulidad ataca a la Iglesia y pone en duda la presencia de Cristo en el Sacramento del Altar.

Es un gran sacramento el que contemplamos: “Este es el sacramento de nuestra fe”.

Decir misterio y sacramento viene a ser lo mismo: sacramento de nuestra fe=misterio de nuestra fe. Es un signo visible de gracia invisible; la presencia de Cristo.

Nuestro Señor Jesucristo está bajo el sacramento del altar en las especies del pan y el vino. Cristo en la Cabeza y la Iglesia en su cuerpo.

 

2.-Sacrifio del altar.

Más tarde el P. Palau vuelve a convocar a la gente para hablar del Santo Sacrificio de la misa.

El P. Palau a veces provoca rechazo o incomprensión.

Uno de los peligros de la Eucaristía es privarla de su significado “sacrificial” y considerarla solo una reunión.

Eucaristía es el sacrificio de la cruz recordado todos los días en el Sacrificio del Altar. Así lo enseña el P. Palau en “Lucha del alma con Dios”.

Sacrificio es esfuerzo. Cuidado con intentar chantajear a Dios: “si tú me concedes esto, yo te prometo…”. Cuando el P. Palau dice “dame tú a mí tal cual eres”, hay entrega no hay chantaje. Donde hay amor no hay negocio sino entrega gratuita definitiva.

No perdamos el valor sacrificial de la Eucaristía: el valor de la cruz a lo largo de los siglos en cada altar.

2.-Comunión.

La Iglesia ofrece a los feligreses el pan y el vino. Es un sacramento de comunión con Dios y con la Iglesia.

Los que comulgan reciben en sí al verbo hecho carne en la carne de la que comulga. Nos incorporamos a Cristo por la comunión.

En la Eucaristía se hace miembro de un mismo cuerpo con los demás comulgantes.

F.Palau y San Pablo van de la mano en la teología con el cuerpo de Cristo: “Al comulgar creo unirme con mi esposa la Iglesia”. La Iglesia se hace visible es los que comulgan y para que se produzca esta comunión se requiere un acto de caridad y de fe.

El que comulga ha de acercarse con fe a la Iglesia: “Dame fe para creer en el cuerpo sacramental de Jesucristo en la Eucaristía”.

Donde está la cabeza está el cuerpo: “done estoy yo…está mi Iglesia”…”La Iglesia está en mi…aquí está tu esposa amada que se entrega a ti”. Este es un hecho que se consuma en este sacramento. “ ¿Crees, crees, crees ¿ .

¿ Crees que yo estoy aquí ¿ (en el cuerpo de Cristo ) .

F.Palau : “ Creo, creo, creo”. Para creer esto se requiere fe.

 

Como conclusión: La finalidad de los escritos de F.Palau en la Eucaristía,

No por ti, sino por mi Iglesia es…

“Para que hagas de su belleza y para que hablando de ella al mundo la ame y deje de perseguirla” (finalidad pastoral: creerla, amarla y dejar de perseguirla). Esta es la dimensión evangelizadora de la Eucaristía y ello nos lleva a una tarea: salvaguardar de la destrucción la belleza de la Eucaristía.

DIALOGO

Pregunta: En estos tiempos de pandemia, ¿Qué nos diría el P.Palau?

Respuesta: “Quédate en casa” .

Hay tres cosas importantes que deberíamos hacer para seguir al P.Palau:

1)      Entra dentro de tu alma: descubrimos al Dios que nos salva y que nos da el amor y la esperanza. La obra grande del hombre se libra en el interior.

2)      Aprende a desprenderte de ti mismo: Aprende a relativizar las cosas. Hay que dar importancia a las cosas que la tienen y despreciar aquello que no es necesario. Aprovechemos a compartir lo que no necesitamos o incluso necesitándolo, lo que puede necesitar otro.

3)      Contagiemos buenos sentimientos (esperanza, etc.): llamar, contactar con esas personas que hemos conocido. Aprovechemos para contagiar buenos sentimientos a los de lejos y a los de cerca.

INMA FABREGAT, c.m.

Tema: EL DINAMISMO EVAGELIZADOR DE LA EUCARISTIA EN FRANCISCO PALAU.


“Porque mi carne es verdaderamente comida y mi sangre es verdaderamente bebida. El que como mi carne y bebe mi sangre, permanece en Mí y Yo en él” (Jn 6, 48-56).

Momento culminante: la Última Cena…nace la Iglesia…se funda la comunidad mesiánica. Desde el principio se reunían el primer día de la semana (domingo), era fundamental.

“El primer día de la semana, reunidos para partir el pan…” (Hechos de los apóstoles).

Están compartiendo la fe y no les importa el tiempo. El objetivo de la Eucaristía es llevar a los hombres a Cristo, que lo acojan y lo amen.

Cada vez que tenemos la comunión nos unimos a Cristo y a todos los demás que comulgan.

“Comulga uno, comulgan mil“ (Francisco Palau). Cuando comulgo no solo me uno a la Iglesia actual, sino a todos, a la Iglesia celestial. La Eucaristía lleva a la evangelización. No podemos guardar para nosotros el amor que hay en el sacramento, sino que hemos de compartirlo con los demás.

La Eucaristía impulsa a ser pan partido para los demás. Todos compartimos el mismo pan (Cristo). La comunión y el compromiso por la justicia vienen juntos. En la Eucaristía hay una unión entre Cristo y los demás, nos transforma, el creyente evangeliza.

El culto a Dios no es un acto privado, sino que tiene consecuencias en nuestra relación con los demás. La presentación de las ofrendas refleja la fraternidad y solidaridad con los más necesitados. Para participar plenamente de Cristo en la Eucaristía se hace necesario estar reconciliado con los hermanos. Es imposible celebrar la Eucaristía sin sentirse llamados y comprometidos con la misión (espíritu misionero).

EL DINAMISMO EVANGELIZADOR DE FRANCISCO PALAU

Vivencias de la Eucaristía en Francisco Palau donde se observa que va evolucionando en el tiempo.

1842 –“ Lucha del alma con Dios”. La Eucaristía es pan de vida. Si no recibes estos alimentos el alma muere.

1845 – El Hijo se ofrece al Padre en pago por nuestros pecados. Satanás es vencido por el Sacrificio de la Cruz.

1851 – Yo deseo que seáis un solo corazón, animados de un mismo espíritu. La Eucaristía es sacrificio, vivir manteniendo la comunión de amor fraterno. No representa un individuo sino un cuerpo con vida y debemos estar en comunión en nombre de Cristo.

1860 – Se produce el encuentro místico con la Iglesia. El misterio eucarístico adquiere también diversos matices en su vivencia.

1864 – Cristo está en el altar como cabeza de la Iglesia. Donde está la cabeza está el cuerpo y donde está el cuerpo está la Iglesia. Cuando el creyente comulga no solo recibe a Cristo sino a la Iglesia (está en comunión con los demás).

¿Puede una persona unirse a Cristo sin amor al prójimo? El Señor nos llama a luchar por los demás. Nuestro amor, que es el pan de Dios, debe servir para trabajar por los demás.

Le entrega de Cristo en la Eucaristía nos compromete a seguir su ejemplo, pero no seguimos a Cristo si esto no se traduce en obras y no solo en deseo. Los actos de amor a Dios deben venir acompañados de actos de amor al prójimo.

Donde está la cabeza está moralmente todo el cuerpo. El pan y el vino está sacramentalmente unido al cuerpo de Cristo. ¿Cómo no servir a lo que sacramentalmente representamos? No puede faltar el amor fraterno. La Eucaristía aparece como redención o liberación del pecado y de la muerte.

La Eucaristía es…

-          Sacrificio ofrecido a Dios como reparación por los pecados.

-          El creyente sufre la transformación, se hace otro Cristo y produce celo por los demás.

-          Es pan de vida necesario para el alma.

-          F.Palau encarna en su vida los actos de amor hasta el extremo.

 

 

 

MESA REDONDA: EZEQUIEL BLANCO, CONCEICAO CORREIA, MARIVELD BRAVO Y PILAR JORDDA

Tema: CONVERSION Y TRASNFORMACION DE LA REALIDAD DESDE LA EUCARISTIA.

 

EZEQUIEL BLANCO

 


-          La Eucaristía es vocación de entrega hacia los demás

-          Hacer ofrenda de ti.

-          Lo que recibes compartirlo

-          Participar en la Eucaristía me lleva a entregarme a los demás.

-          Compartir lo que recibo con la Iglesia.

-          Poner al servicio de los demás lo que se nos da (Voluntariado).

-          Servir a los demás en el ámbito personal y profesional.

CONCEICAO CORREIA



Me pregunto sobre la vida de Iglesia, mi vida cotidiana y si dialogo con él, mi proyecto de crecimiento en la fe y mi encuentro con Jesús resucitado.

Esta búsqueda lleva a una conversión personal, pastoral y misionera. Aunque asistía a la misa dominical no entendía el sentido de participar en la Eucaristía. Mi deseo de comparar la Iglesia de hoy con la que Cristo vivió me llevó a variadas situaciones.

2005-2007 Formación de maestros en Angola. La celebración de la Eucaristía es tan diferente: llena de vida, de fiestas, dando gracias a pesar de ser personas tan sufridas. Creo que aquí me di cuenta de que en cada Eucaristía, Jesús me invita a su mesa y lo importante era compartir la misión que él hizo y nos dejó. Somos comida el uno con el otro. Algo serio cambió para mí.

2012. Ingreso CMS. Después los compromisos. Encuentro diario con Dios. La práctica de la oración más frecuente y diferente. La esperanza se ha asentado en mi corazón. En mis periodos de reflexión y meditación es necesario estar atentos a las personas de nuestro entorno y la importancia mutua para no caer en la rutina diaria.

Jesús se manifiesta en las cosas pequeñas pero grandes. Para que haya transformación es necesario dejar a un la do el tiempo de recuerdo. El lugar de Jesús es un lugar de amor a las personas como son. Pedí a diario a Jesús que se quedara conmino y a Dios luz para mi trabajo. Me gusta pensar que lo esencial brilla y como decía Jesús: “Sed misericordiosos como el Padre es misericordioso”.

Al final pensemos, como dice Jesús en el Evangelio de Juan 13, 12 “¿Entiendes lo que te he hecho?” .

 

MARIVELD BRAVO

 


Fiesta del Corpus Christi en Cuzco: se vive desde la conciencia de ser el Pueblo de Dios. La Eucaristía no es solo por recorrer la memoria de la vida y muerte de Jesús sino que es donde se negocia con el padre la redención.

No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o por una idea, sino por un encuentro que nos da un nuevo horizonte a la vida.

Para que los hombres lleguen a la liturgia es necesario que antes sean llamados a la fe.

El que hace un acto de caridad perfecta es un acto de amor a la Iglesia, amor a Dios y a los prójimos.

El proceso de conversión pasa por las dimensiones:

-          Personal: La obra grande de Dios en el hombre se labra en el interior.

-          Comunitaria: desde que todos somos un solo corazón y un solo espíritu.

-          Pastoral: Debemos introducir al necesitado, al prójimo, en nuestro interior. Jesús dijo: “Marchad, predicad el evangelio, yo estaré con vosotros”

-          Ecológica: “que tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda y Dios que todo lo ve, te recompensará” (Mt 6, 3-4)

El signo de partir el pan nos recuerda que no habrá verdadera celebración mientras no se comparta lo necesario para vivir.

PILAR JORDA

 


A veces se adormece nuestra fe, pero la misericordia de Dios se nos da de forma gratuita.

“¿No ardía nuestro corazón en el camino mientras nos dirigíamos a Emaús?”.

Poner voluntad y trabajar nuestras virtudes al servicio de los demás.

Nuestro compromiso es buscar hasta encontrar hambre y sed y buscar para saciarla mediante los acontecimientos cercanos a cada prójimo que nos llama.

Este matrimonio espiritual entre Dios y la Iglesia se encuentra en la Eucaristía.

El corazón del Padre Palau se exalta a medida que va descubriendo el tesoro que guarda el corazón.

La caridad es la que hace la unión de la amada con el amado. Las especies del pan y el vino son la muestra de esta unión.

 

CLAUSURA:  CARMEN IBAÑEZ Y LOLA JARA

El tema abordado en estas jornadas “la Dimensión Social de la Eucarístía” nos ha tocado a todos a pesar de haberse tenido que realizar en formato on-line debido a la situación de pandemia actual.

Entre los títulos de las ponencias tenemos aspectos tan importantes como: mesa compartida, dimensión comunitaria, cuerpo de Cristo viviente, fuente de dimensión evangelizadora, necesidades de conversión y transformación de la realidad, etc.

Todos participamos en la Eucaristía que en esta Cátedra se ha acabado con uan invitación compartida a la unidad en el amor. El amor es obras.

                                                                                

“VUELA HACIA EL PROJIMO SIN DEJAR A DIOS”

 


 


lunes, 15 de marzo de 2021

 A continuación exponemos RESUMEN de la Jornada de la XI edición de la Cátedra Francisco Palau celebrada el viernes día 12 de marzo de 2021 .


CATEDRA FRANCISCO PALAU

XIª Edición

LA EUCARISTIA DIMENSION SOCIAL

 

Este año las jornadas han sido muy esperadas por haber sido “aplazadas” debido a la pandemia.

Hay una gran representación de Latinoamérica: Perú, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile… Y hemos llegado incluso a Kenya. Además de una numerosa asistencia de Europa: España, Italia, Francia, Portugal, Polonia…

FRANCISCO JAVIER SANCHO (Director del CITeS)


Algunas de sus palabras en el saludo con el que dio comienzo el presente curso:

Nuestra familia se extiende. Esta es la 11ª edición de la Cátedra, en ella vamos a estrechar lazos y crecer en fraternidad.

El tema es “La dimensión social de la Eucaristía”: sobran palabras para describir el valor de esta realidad.

Aunque el COVID nos lo ha limitado, gracias a todos por el esfuerzo realizado.

 

HERMANA LOIDA TORTOGO, CONSEJO GENERAL C.M.


Hna. Loida nos saludó en nombre de la Superiora General, Lila Ramírez, y de su Consejo:

Gracias a todos por hacer posible este 11º encuentro. Este año nos convoca un tema esencial para la persona: “la Eucaristía y su dimensión social”

Cuando recibimos la Eucaristía nos implicamos de manera activa y no podemos recibir el cuerpo de Cristo separados de los necesitados y de tantas otras realidades (la obra de caridad de Jesús)

La Eucaristía es expresión de caridad y fraternidad (San Pablo). Eucaristía es caridad, amor de Dios y fraternidad diaria y esto debe traducirse en vida compartida. Una de las leyes del que comulga es, antes, un acto de caridad y amor al prójimo. (antes de recibir…dar)

En estos días de reflexión vayan de la mano de Francisco Palau y sus relaciones.

 

GRACIA NAVARRO (Equipo Cátedra F.P )


Gracia Navarro hace este curso la apertura oficial de la Cátedra. Estas son algunas de sus palabras:

Lo inesperado desbarata cualquier expectativa de futuro (COVID-19). El año 2020 no pudo ser, en 2021 en distinto formato, pero con la misma temática.

La distancia social se nos impone para con los demás y con nosotros mismos, pero demos gracias a Dios por poder hacerlo por esta nueva vía on-line.

El tema que nos motiva este año es: “La Eucaristía, dimensión social”.

-          La Eucaristía es el sacramento en el que se centra y se concentra toda la vida cristiana. El Vaticano nos dice que es fuente y cumbre de toda la vida cristiana, encuentro con los hermanos y símbolo de la Pascua.

-          La Eucaristía es el tema central en el pensamiento del beato F.Palau: “comulgar a Cristo es comulgar con los hermanos (comunión fraterna”- “admirable misterio”).

El Objetivo de la Cátedra es profundizar en las relaciones entre Eucaristía y Vida cotidiana como fuente de amor.

Hemos de traspasar el signo para llegar al significado (pan y vino…don de Dios para la vida del mundo). La Eucaristía nos renueva y nos lleva a vivir mejor el evangelio.

Estos días nos servirán para reflexionar y seguir avanzando en ese compromiso de amor y servicio que tiene la Eucaristía.

 

JOSE MANUEL APARICIO (Profesor, U.P. Comillas-Madrid)

Tema: IMPACTO DE LA EUCARISTIA EN LA SOCIEDAD ACTUAL


Más que “la eucaristía está teniendo impacto en la sociedad actual” me preguntaría cuáles serán los aspectos que la eucaristía tiene como don y luz para una sociedad actual (Covid y post-covid) .

La secularización está haciendo que la presencia de la Iglesia sea menos intensa por lo que es un espacio para poder evangelizar. Los contextos de dificultad han sido un especial escenario para poder evangelizar, tan expectantes como el pueblo judío en tiempos de Juan Bautista (esperanza).

Aunque podríamos citar muchas más, hay siete claves del impacto de la Eucaristía en el ámbito social.

1.-Una forma de concebir el tiempo.

La Eucaristía tiene una propuesta para concebir el tiempo. La gestión del tiempo ha supuesto un reto en nuestras vidas (ya no hay reuniones sociales, etc.).

Los griegos tenían varias dimensiones del tiempo:

-          Real (la que estamos viviendo)—“kronos”

-          Cíclica (vuelve a nuestros inicios)—“Kairos”

-          Final (hay un final del tiempo)

La intensidad de lo que vivimos nos permite recortar el tiempo (nos lleva de nuevo a la Eucaristía), por lo que podemos decir que Eucaristía es abrirse a las dimensiones del tiempo.

La epidemia ha denunciado la soledad de nuestros mayores y ha afectado a la soledad mental.

2.-Salir al encuentro.

La Eucaristía no tiene ningún sentido si no es en estado comunitario.

Ahora detectamos la necesidad del abrazo, de encontrarnos, pero encontrarnos sin distinciones. Estamos juntos en la Iglesia luego nos encontramos.

Hay que buscar puntos de encuentro. Cada persona tiene diversidad de puntos de vista, pero la eucaristía nos permite el encuentro participando en ella. La Eucaristía nos sirve para recordar al corazón que estamos hechos para necesitarnos unos a otros.

3.-La libertad del perdón y la reconciliación

Antes de recibir…pedir perdón por nuestros pecados (somos los pobres de Yhavé). Esto no supone descargar nuestras culpas sino reconocer nuestra debilidad (fragilidad, seres efímeros).

Nos abrimos al misterio, escuchamos la palabra y obtenemos el deseo de paz que es el verdadero alimento.

En la gestión del mal los pecados personales se unen y están implícitos en la persona. Pedir perdón es tomar conciencia de la necesidad de conversión, recordar aquello que nos hace necesitados del otro.

En la vida cotidiana hay una cierta tensión por la ausencia de pedir perdón (se ha demostrado en la gestión del COVID-19).

En la cultura actual pedir perdón es signo de debilidad, en la cultura evangélica es signo de amor (amar y dejarte amar).

4.-La Iglesia de Bienaventuranzas

La Iglesia no es un conjunto de comunidades religiosas, sino que está configurada por todos los que han llevado la comunión con Dios. Es la comunión con los santos, hacer presente a lo que la Iglesia ya es, nosotros nos unimos a ella (no es recordarla).

Todos nuestros santos tuvieron que vivir la muerte de una manera u otra. La Eucaristía nos remite a la comunión de los santos.

El dolor y sufrimiento contemplado es un reto para aquellos que no pueden vivir con intensidad la Eucaristía. Para los que la viven es una oportunidad para desarrollar nuestro crecimiento personal.

5.-Impulsados por una presencia.

En la celebración de la misa hay dos momentos de epíclesis (invocación del Espíritu Santo):

-          Pedimos al Espíritu que convierta el pan y el vino.

-          Pedimos al Espíritu que fortalezca nuestro espíritu de unión.

Pensábamos que podíamos controlar todo fruto de nuestra tecnología. Estos nuevos tiempos nos han creado la incertidumbre (como de los discípulos muerto el maestro).

Ellos “volvieron a nacer” por el nuevo espíritu. Debemos invocar que el Espíritu nos impulse nuestros movimientos y no pensar que la Eucaristía es un movimiento reflejo.

6.-Un sentido personal de la historia.

En las Pascua (paso de Dios) y en el jueves santo, donde se celebra la Eucaristía y el lavatorio de los pies, nos recuerda que la Eucaristía es fruto de la encarnación (Dios ha cogido las cadenas humanas hasta el punto de aceptar la muerte y la cruz).

En este tiempo del COVID ha aumentado el valor de la Iglesia por su capacidad de prolongar la eucaristía ayudando a los demás. Pero no se ha sabido entender que es fruto de la Eucaristía y no fruto de la filantropía (solo buena voluntad).

Nos queda un reto en el paro juvenil y cómo se afrenta desde la Iglesia la creatividad para crear empleo (inmigrantes, etc.).

La epidemia nos muestra que tenemos un vínculo con todas las personas del mundo y nos hace ver la necesidad de caridad y amor a los demás.

7.-El carácter dinámico de la paz.

“La paz del Señor esté con vosotros” nos dice que no tengamos miedo.

“Daos fraternalmente la paz” es desearnos las mayores condiciones dignas para todos.

“Podéis ir en paz” para ayudar a los demás.

La paz en sentido estático se define como ausencia de violencia.

El carácter dinámico es uno de los compromisos mayores para la moral social.

Producto elaborado: la sidra   viene de un producto natural: la manzana

La paz no es un producto natural es un producto derivado de la justicia.

“Podéis ir en paz” es sentirse enviado a poner las condiciones para la construcción de la justicia social, amor en los demás y vivirlo en plenitud con Dios.

La paz es lo que alienta y mueve la historia.

 

 

CLARA PALMA (CMS)

Concierto orante: CÓMO SER PAN

Adapta sus canciones a los aspectos que quiere evangelizar.


CANCIONES:

1.-El cuerpo de Jesús es alimento…

2.-Formamos un solo cuerpo en Cristo Jesús…

3.-Yo soy el pan vivo que descendió del cielo…

4.-Sabes Señor mi extrema vileza…

5.-Alimento es tu cuerpo, tu sangre es la bebida…

6.-Bendito, bendito seas…

7.-Señor Jesús, pan de vida…

8.-Ya no eres pan y vino…

9.-Dime cómo ser pan…

10.-En busca de Ti, Señor yo pasé toda mi vida…

11.-Manda tu espíritu, manda tu espíritu…