Seguidores

lunes, 21 de marzo de 2011

Eucaristía de clausura del Primer Congreso Palautiano

MONICIÓN DE ENTRADA 

Bienvenidos a la Eucaristía de especial acción de gracias en este segundo domingo de Cuaresma, al clausurar los trabajos del Congreso palautiano: La mística dinamizadora de la misión. 
Celebramos con gozo y en comunión con toda la familia Palautiana y del Carmelo, el paso a la Vida de Francisco Palau.

Agradecemos al Señor su figura y amor incondicional a la Iglesia, su Amada, de quien dijo. “Ya todo lo tengo con tu presencia, nada me falta teniéndote a ti” MR9, 3
La Cuaresma es tiempo de lucha, de éxodo y búsqueda constante, también de misericordia. Cristo Jesús nos está llamando a salir de nosotros y arriesgar nuestro presente. Tenemos que dejar nuestras seguridades que nos frenan, y avanzar hacia lo nuevo, lo que es capaz de transfigurarnos. Dios, nuestro Padre, nos invita a vivir la aventura de nuestra fe, a contemplar el resplandor de su rostro, compartiendo el camino de su Hijo, camino hecho de noches y esperanzas, de dolor y de gloria. Abramos hoy bien los ojos de nuestro corazón para escuchar la palabra que Dios nos dirige y que nos habla de vocación y de camino, que devuelve a nuestra fe su grandeza. Su presencia transfiguradora nos acompaña siempre, derramando una luz nueva.

MONICIÓN A LAS LECTURAS    
Abraham, el padre de los creyentes, contra toda esperanza cree en la Promesa y, confiando en Dios, está dispuesto a correr todo tipo de riesgos. Pablo nos invita a vivir el Evangelio, en la esperanza de la gloria que Jesús nos ha merecido con su muerte. La presencia de Moisés y Elías junto al Señor anuncia un cumplimiento: lo que se había anunciado en el Antiguo Testamento. La transfiguración anticipa una victoria que va a alcanzarse pasando por la cruz. Merece la pena la
fidelidad a Dios. No hay futuro de luz si no es atravesando el presente con sus luces y sus sombras. Así lo anuncia Jesús para él y para los que le quieran seguir. Escuchemos con atención.

Lecturas: Génesis 12,1-4; Salmo 32; 2 Tim 1,8-10; Mt 17, 1-9

OFRENDAS

LA LUZ.  “Yo admiro en vosotras la obra de Dios. Me complazco en ella como Dios se complace.”

Señor, te presentamos esta luz. Sé luz de todos los que te buscan, salvación de cuantos nos volvemos hacia ti, que no olvidemos nunca que somos hijos de la luz, ciudadanos de cielo.
ESCRITOS DEL PADRE PALAU    El fruto de la predicación de los apóstoles era más bien efecto de la oración que de su palabra”. 

Te presentamos Señor los Escritos del Padre Palau, con ellos agradecemos su figura y mensaje para nuestra vida. Infúndenos Señor, un amor profundo y de entrega  a la Iglesia. 

PAN Y VINO   “Cristo está en el altar no sólo como individuo sino como Cabeza de la Iglesia
Te presentamos Señor el pan y el vino, signos de tu amor y de tu presencia entre nosotros para darnos vida. Los discípulos te descubrieron cuando partías el pan. Haz que vivamos intensamente la Eucaristía de hoy. 

No hay comentarios: